martes, 30 de noviembre de 2010

Minibuses para volver de los boliches

Fuente Diario La Capital Rosario

El concejal Jorge Boasso propuso crear un servicio público de transporte nocturno para llevar pasajeros desde los boliches hasta sus viviendas los fines de semana y vísperas de feriados entre las 3 y las 7. El servicio, según el proyecto, sería prestado por minibuses y colectivos en función de un registro de los vehículos que estén habilitados a tal fin y se presenten para cubrir esa prestación.

Boasso presentó su proyecto, denominado “Noche Bus”, con la idea de aportar “una solución a la falta de transporte en las madrugadas de los fines de semana” y para evitar que los jóvenes “deambulen por las calles exponiéndose a situaciones de inseguridad”. A tal fin, para el edil radical es “conveniente que haya vehículos que transporten a los jóvenes desde la puerta de los locales hasta la puerta de sus viviendas”.

Según el proyecto, los vehículos no podrían llevar más pasajeros que la cantidad de asientos con que cuenten y cada unidad habilitada como “Noche Bus” debería contar con una oblea para ser fácilmente identificada por los usuarios.

En cuanto a las tarifas, recorridos y frecuencias, eso deberá ser determinado por el Ejecutivo a partir de estudios de factibilidad técnica y económica al respecto. También quedaría a criterio de la Intendencia “crear paradas estratégicas en las zonas donde haya un considerable número de locales bailables, de manera de establecer un punto de salida”.

Consenso. Por su parte, la Secretaría de Servicios Públicos municipal agradeció mediante un comunicado de prensa “la constante voluntad de los ediles por brindar ideas para mejorar los servicios en la ciudad”.

El organismo sostuvo que “el proyecto de Boasso, como otros similares presentados con anterioridad por otros concejales como el Ronda Finde de Edgardo Falcón o el de Ronda de Boliches, de Osvaldo Miatello, aporta significativamente al debate por la mejora continua del sistema de transporte”.

No obstante, la repartición optó por “no emitir una opinión tajante” sobre el proyecto “hasta que sea analizado en profundidad por los técnicos del Ente de Transporte (ETR). Lo que sí podemos afirmar es que cualquiera sea la medida que eventualmente pueda tomarse, debe contar con el consenso de todos los sectores involucrados, ya que en este tema también se incluyen, entre otros, los trabajadores del transporte y los titulares de bares y boliches