jueves, 10 de abril de 2014

Metalsur y Marcopolo fabricarán un nuevo modelo en la región



La ministra de Industria, Débora Giorgi, recibió ayer a los representantes de la carrocera Metalsur, de Villa Gobernador Gálvez, y sus socios Metalpar y Marcopolo, quienes le presentaron un proyecto de inversión para fabricar un nuevo modelo de ómnibus de larga distancia y duplicar la producción actual.
El proyecto contempla un 90 por ciento de integración nacional para el primer año de producción y un 100 por ciento para el segundo, informó el Ministerio a través de un comunicado.
El proyecto de Metalsur incluye el traslado a Argentina del esquema de fabricación completo que Marcopolo tiene en Brasil, donde produce íntegramente los coches de larga distancia.
Metalsur decidió ampliar su planta de Rosario, comprando terrenos lindantes porque ahora, además de abastecer al mercado interno local, también contará con capacidad para exportar a otros países de Latinoamérica.
En 2013, las empresas chilena Metalpar y la brasileña Marcopolo (el mayor fabricante de carrocerías del mundo) compraron el 51 por ciento del paquete accionario de Metalsur, empresa argentina especializada en la fabricación de carrocerías para ómnibus de larga distancia.
Participaron de la reunión el socio gerente de Metalsur, Miguel Maestu; el director de Metalpar, Gonzalo Varela, y el gerente de la firma, Hernán Venegas; y el director para el negocio de buses de Marcopolo, Oscar Barbieri.
Acompañaron a la ministra el secretario de Industria, Javier Rando, y el jefe de Gabinete de la cartera, Esteban Taglianetti.
La carrocería Metalsur, que existía en el ramo de las reparaciones, inicia en 1987 su actividad para carrozados completos de vehículos. Lo extraño es que sus primeras unidades fueron hechas a pedido de la carrocería Bi-Met.