domingo, 7 de diciembre de 2008

Cabinas anti robo en los ómnibus

A raíz de los hechos de violencia que tuvieron a los choferes de ómnibus de la provincia de Buenos Aires como protagonistas -algunos de ellos con consecuencias trágicas- las líneas de jurisdicción nacional -urbanos y suburbanos- deberán contar con una cabina o mampara divisoria que aisle al chofer del pasaje. De esta manera se busca evitar que se produzcan más víctimas.
La medida no abarca a los municipios, aunque hace unos meses el Concejal Boasso en declaraciones radiales había comentado su intención de proponer algo similar.


La reflexión que cualquier ciudadano hace de esto es hasta qué punto podremos aislarnos de la inseguridad reinante en todos los niveles de nuestra sociedad. Porque si bien la medida apunta a la protecciòn del chofer deja vulnerables a los pasajeros.



Evidentemente en torno a la inseguridad florecen negocios de todo tipo que lejos de apuntar a las causas que lo producen solo tratan de poner paños fríos a las consecuencias.



Si llevamos este tipo de resoluciones al extremo, no es de extrañar que en poco tiempo los ciudadanos seamos obligados a usar armaduras medievales como forma de protección personal ante esta clase de sucesos.



Artículo Referencial:
Diario Página/12



Los conductores tendrán su cabina protectora anti-robos
Las empresas de servicios de transporte público urbano y suburbano de pasajeros, de jurisdicción nacional, deberán incorporar un Sistema de Protección Antivandálico para el chofer. Será de acuerdo con el cronograma que proponga un Comité creado al efecto