miércoles, 10 de diciembre de 2008

Polemico cambio de recorrido para la 35/9


El reciente cambio de recorrido en la línea 35/9 Verde produjo una serie de quejas entre los usuarios e incluso motivo de una nota en la edición del día de la fecha en el Diario La Capital.
El nuevo recorrido desde el 8 de diciembre es el siguiente:
Ida: Desde Villa Gobernador Gálvez, por Av. Nuestra Sra. Del rosario (E-O), Colectora de Av. Belgrano (E-O), Av. Belgrano (S-N), Av. Pellegrini, Corrientes, Catamarca, Moreno, Av. Gral. López, Vélez Sarsfield, Av. Alberdi, Bv. Rondeau hacia el Municipio de Granadero Baigorria por Ruta N° 11
Vuelta: Desde el Municipio de Granadero Baigorria por Ruta Nac. N°11, Bv. Rondeau, Av. Alberdi, Eguren (ex Int. Lamas), Cangallo, Junín, Av. Caseros, Pje. Celedonio Escalada, Av. del Valle, Av. Rivadavia, Balcarce, Salta, Entre Rios, Av. Pellegrini, Av. Belgrano (N-S), Colectora de Av. Belgrano (N-S), Av. Nuestra Sra. del Rosario (O-E), hacia el Municipio de Villa Gobernador Gálvez.
Lo primero que llama la atención es el reclamo que se hace hacia las autoridades municipales por este cambio, siendo que la línea en cuestión es de caracter INTERURBANO.
Y esto debe llamarnos más aún a la reflexión porque uno se pregunta lo siguiente: Donde está la diagramación de los recorridos urbanos puestos al servicio del usuario? Porque si una línea interurbana está operando a nivel urbano es porque algo no anda bien o se les pasa por alto a las autoridades o hay un guiño para que ello ocurra.
Porque el Nuevo Sistema que tenemos se licitó en el 2006 consistente en 5 Grupos o zonas con líneas y recorridos que fueron estudiados para cubrir las necesidades de los ciudadanos. Jamás se presentó a esta línea como parte del mismo. Es más se hicieron promesas de troncales, expresos y barriales que a dos años de licitado no se pusieron en práctica.
La realidad nos muestra que hoy hay cada vez más rosarinos que se movilizan utilizando las líneas interurbanas dentro de la ciudad. Algunas de ellas están autorizadas para el tráfico urbano -como es el caso de la 35/9- y otras no, en estas últimas a costa de pagar un boleto a la localidad más cercana hay gente que lo prefiere para viajar más cómodo o en menor tiempo.
Por el otro lado quienes realmente necesitan de las interurbanas, ven que el tráfico urbano les genera muchas demoras en el viaje y por eso solicitan el desvío o modificación de recorrido para llegar más rápido a destino -como es el caso de la línea 35/9 referida-
Además, las empresas interurbanas cuentan con una habilitación de jurisdicción provincial por lo que si bien tienen permiso para tránsito urbano con pago mediante tarjeta magnética municipal, no reconocen las franquicias.
Evidentemente las autoridades que manejan el transporte de la ciudad deben analizar todo esto, aclarar los tantos y actuar en consecuencia porque las pérdidas las pagamos doblemente el pueblo, en falta de servicios acordes y haciendonos cargo del déficit.

2 comentarios:

fernando dijo...

La líneas 35/9, si bien son interurbanas, prestan un servicio útil a muchos pasajeros urbanos que deben desplazarse de zona sur a zona norte o zona oeste, o viceversa.

La municipalidad, que fue la que modificó el recorrido, debe pensar en el interés de los ususarios. Si lo que se quiere es mejorar la rentablilidad de otras líneas (Las Delicias), lo más lógico es mejorar el sistema de compensaciones y no quitar un servicio útil para los rosarinos.

Insisto, la Municipalidad debe tener en cuenta los intereses de los usuarios interurbanos, pero debe priorizar los intereses de los rosarinos a quienes representa.

En todo caso, si la idea es agilizar el desplazamiento de los colectivos (urbanos o interurbanos), lo que se debe hacer es crear carriles exclusivos como en Capital, y volver a restringir el tránsito en el microcentro, en lugar de priorizar sistemáticamente a los automóviles sobre el transporte público, que es lo que viene haciendo desde hace años un gobierno que paradójicamente se dice progresista.

Ni siquiera se hace respetar la prohibición de estacionar en las paradas. La mayoría de ellas están ocupadas por autos estacionados, ante la inacción de la Municipalidad, que cínicamente pone un cartelito que dice "espere el coche en la vereda".

Si casi todas las líneas atraviesan el centro, y en ese tránsito demoran un tiempo excesivo por la congestión de vehículos particulares, lo que se consigue es bajar la velocidad media de los colectivos y la frecuencia, que ya es bastante pobre por el reducido número de unidades.

La Municipalidad debe optar: o sigue priorizando a los automovilistas, o se decide de una vez a privilegiar el transporte público.

Anselmo dijo...

Fernando,
La Municipalidad no tiene potestad sobre las líneas de jurisdicciòn provincial. Lo ùnico que pueden es aprobar o no un posible cambio propuesto por las mismas concesionarias.

Aquì el problema de fondo està en que la actual gestiòn hizo agua en el sistema actual del transporte de pasajeros. ES LA UNICA REALIDAD

Para no fracasar nuevamente tuvo que convocar a Bermudez y Rodriguez y como fallò con la Cotal sacò de la galera la Mixta que junto con Semtur son los cànceres del sistema.

Mientras tanto pagamos el boleto màs caro del paìs, nos hacen creer que tenemos el mejor sistema y el pueblo paga las consecuencias por el mal servicio.

Encima de todo esto tenemos que bancar al Ente del Transporte y al Banco Municipal, que todos los ñoquis que hay ahì encarecen la tarifa.

Acà hay que dejar la politidca de lado y ponerse a laburar