martes, 18 de noviembre de 2014

Transporte Urbano - Cuestión de género


En Buses Rosarinos varias veces señalamos que el transporte urbano de pasajeros de la ciudad tiene mayoría femenina a bordo.

Cuando la Municipalidad de Rosario organizó los talleres del PIM -Plan Integral de Movilidad-, en una de las jornadas, una integrante de la agrupación Red Mujer comentó en la mesa de participación que este fenómeno es analizado en varios países.

De acuerdo a sus estudios el varón utiliza el transporte urbano para un solo propósito por ej. ir y volver a trabajar. En cambio la mujer además de ello, lo usa para llevar a los hijos al colegio, al médico o a alguna otra actividad. Asimismo hay trabajos donde el género femenino requiere de mayores desplazamientos o frecuencia de uso del transporte público como las docentes, promotoras-venta directa, etc.

En el reciente Congreso Latinoamericano de Transporte Público -Clatpu- al recorrer una de las unidades expuestas allí por la firma Materfer, subió un grupo de personas que se puso a analizar si las alturas de pasamanos y accesibilidad estaba acorde al uso de mujeres, mujeres mayores, mujeres con niños en brazos, personas con discapacidad y ancianos, etc.

Me llamó la atención y me quedé observando esas apreciaciones que desconozco si son tenidas en cuenta a la hora de diseñar el interior del omnibus.

Hoy hacemos incapié en el uso de ómnibus piso bajo que tienen posibilidades de llevar personas con sillas de ruedas, pero los chasis que se utilizan  por un lado benefician el acceso pero por el otro complican el viaje haciéndolo incómodo. Cito entre ellos los escalones de la mitad hacia atrás, algo que muchos evitan y por ello el ómnibus se satura a la mitad, la altura de los pasamanos, la altura de ventanillas en el sector de piso bajo que en ciertas carrocerías, no permiten a quién viaja sentado ver hacia afuera, colocación de anillas colgantes para agarrarse, pasamanos que se interrumpen abruptamente.

Es hora entonces de analizar el ómnibus urbano de acuerdo a la necesidad de quienes lo utilizan, mejorando en todos estos aspectos que la mirada de la mujer usuaria ha puesto foco.

Un tema que da para la reflexión